Home
Psicología online

 

 

 

 

     
 
 cie 10 cie cie

Muchos suponen que el acoso sexual en el trabajo no es algo habitual, pero desgraciadamente ocurre más de lo que pensamos y no sólo afecta a las mujeres; los hombres también lo padecen aunque en menor proporción.

El acoso sexual en el trabajo se define como una conducta de naturaleza sexual que afecta a la dignidad de la mujer, o del hombre, en el trabajo. Este tipo de conductas pueden provenir de superiores o compañeros y es inaceptable y ofensiva porque es no deseada por la persona afectada. Este acoso está acompañado en forma explícita o implícita de una amenaza de posible pérdida del empleo, o reducciones de salario o cualquier otro perjuicio. Esta situación, genera un entorno laboral intimidatorio, desagradable, hostil y humillante para la persona que lo sufre, y es contrario al principio de igualdad de trato.

Es decir que se trata de una conducta acosadora de naturaleza sexual, en la que no existe reciprocidad, es un comportamiento desagradable y es impuesto. Este tipo de conducta puede ser verbal, no necesariamente tiene que ser físico.

La persona que lo padece ve afectada su salud psicológica ya que es una situación estresante, que provoca ansiedad, depresión, estados de nerviosismo, sentimientos de impotencia, desesperación, asco, de violación, de baja autoestima. Puede haber repercusiones en la salud física, provocando trastornos del sueño, dolores de cabeza, problemas gastrointestinales, nauseas, aumento de la tensión arterial. El rendimiento laboral se ve afectado y la persona puede incluso abandonar su trabajo.
Hay leyes que protegen a los trabajadores del acoso sexual. Se debe hacer la denuncia que seguirá los pasos correspondientes en el ámbito empresarial y/o judicial. Es recomendable que la persona realice una consulta medico- psicológica para evaluar la necesidad de un tratamiento.

 
qweAñadir a favoritos