Home
Psicología online

 

 

 

 

 

     
 
 cie 10 cie cie

Los celos, al igual que cualquier otro sentimiento como el amor, el placer o el odio, son emociones que todos experimentamos en algún momento de nuestras vidas y nada tienen que ver con la edad, la raza, la cultura o sexo.
Como todos los sentimientos, los celos se perciben de forma subjetiva, por eso ante una misma situación, no todos reaccionamos de igual manera.
Tanto los hombres como las mujeres sienten celos. Si bien, haciendo una generalización hombres y mujeres tienen una percepción diferente. Así las mujeres tienen una fuerte tendencia a los celos al "ver" a la persona amada dedicando atención, cuidados o tiempo a una tercera persona, por el contrario a los hombres les afecta mucho más una traición sexual.

Los celos pueden presentarse en los diferentes vínculos que sostenemos, podemos experimentar celos hacia los hermanos, los amigos, compañeros de trabajo y también por supuesto hacia la pareja. Sentir celos no es necesariamente un problema pero si deben ser tenidos en cuenta cuando por su exageración y fuerza indican una patología.
En esta sección hablaremos de los celos de pareja.
Los celos se alimentan del sentimiento de posesión de la persona amada. Muchas veces aparece un miedo excesivo de perder al ser amado. Problemas en la autoestima de una persona pueden hacerla sentir poco valiosa incrementando el temor de que una tercera persona con mejores cualidades, se apropie y se lleve a su pareja.

A veces una historia anterior de mentira y engaño pueden llevar a la persona a temer que esto nuevamente le suceda, intensificando sus celos. Conviene en ese momento detenerse a pensar objetivamente lo que esta sucediendo en la pareja actual.
Diferentes razones pueden hacer aparecer los celos en la pareja, señalamos antes la baja autoestima, falta de confianza en si mismo, historias de engaños anteriores, si ha habido escenas de celos en la familia de origen. Esta información puede proporcionar elementos para una mejor comprensión de lo que está ocurriendo y así avanzar hacia su resolución.
Determinadas personalidades de tipo narcisista, paranoide o histérica son más proclives a padecer de una celopatía, ya que tienden a desconfiar de un modo exagerado de las personas que los rodean.

En otras ocasiones, los celos pueden provenir de un intenso temor a estar solo. Hay personas a las que la soledad les provoca una intensa angustia y por ello temen perder a la otra persona.
Las personas celosas, están continuamente pidiendo que su pareja las reafirme, las apruebe continuamente, tornándose en una tortura. Suelen ser personas desconfiadas y egoístas.
Cuando los celos son peligrosos
No debemos confundir los celos con el amor. Algunas expresiones culturales tales como canciones, poemas, libros pueden ser algo confusos al respecto, pero lo cierto es que cuando los celos gobiernan la relación de pareja se está a mucha distancia del amor.
No debemos olvidar, que los celos son sentimientos que se originan en la posesividad, la falta de autoestima, la necesidad enfermiza de controlar a la otra persona, nada mas alejado del verdadero amor que se basa en el respeto del otro.
Cuando una persona padece de celos obsesivos, controla a la persona que cree amar, desconfía de ella permanentemente, evalúa distorsionadamente lo que ve, dañándose a si misma, a la persona que dice amar y a la relación de pareja.
Debe tenerse bien en claro que nadie es dueño de otra persona. Los hijos no son una posesión de los padres, cada ser humano es un ser individual y único que mantiene relaciones afectivas con otros seres humanos pero no esto no implica en modo alguno una relación de posesión, como quien posee un objeto.
La persona celosa agobia al otro con su control y desconfianza y nada logra apaciguarlo, ya que siempre sospecha que el otro lo engaña.
Como superar los celos dañinos
Como podemos desembarazarnos de estos sentimientos tan perjudiciales?
Uno de los temas que esta en el centro de esta problemática, es la confianza primeramente en uno mismo. Si el origen de nuestros celos se basa en nuestra baja autoestima debemos mejorar nuestra auto valoración.
No es sencillo y probablemente necesitemos de la ayuda de alguien de nuestra confianza o de un profesional.
Debemos aprender a evaluar las situaciones de un modo objetivo, sin dejarnos arrastrar por pensamientos irracionales y sustituyéndolos por otros mas acertados. Dejar de lado las sospechas que se basan solamente en la imaginación para comprender la realidad que nos rodea.

Al abordar nuestros sentimientos con otra perspectiva, podremos conocernos más y tener control sobre nuestros celos y no dejar que crezcan de manera desmesurada causando daño al ser amado y a la relación de pareja
Una vez que somos concientes de nuestra conducta y nos sentimos mas en claro en relación a nuestro accionar, podremos darnos cuenta del deterioro que hemos ocasionado a nuestra pareja. Habremos aprendido que controlar, desconfiar y coartar la libertad del otro no es la base para construir una relación sana.

Debemos asumir que los celos patológicos que sentimos no son culpa de otra persona, nosotros somos responsables de nuestros actos y debemos retomar el autocontrol.

Estos son algunas sugerencias para abordar la problemática de los celos cuando se han salido de control.

 
qweAñadir a favoritos