Home
Psicología online

 

 

 

 

 

     
 
 cie 10 cie cie

Durante el momento inicial de una pareja, ambos miembros se sienten especialmente estimulados en cuerpo y mente con solo pensar en al persona amada. Es una sensación que hace que se sientan especialmente vivos y activos.
Obviamente, estas emociones no duran mas allá del periodo inicial, nuestro cuerpo inclusive, no toleraría durante demasiado tiempo estar en una situación de estrés sin afectarse y por otro lado poco a poco vamos conociendo más íntimamente a la otra persona y quedan atrás las idealizaciones y vamos tornándonos más realistas en nuestras apreciaciones, recuperamos de algún modo nuestro juicio.
No obstante, esto no significa que la pareja se dirija irremediablemente a la monotonía. Debemos trabajar en ello, conservar la frescura del deseo de uno por el otro, aportando elementos de creatividad y sorpresa.

Si bien todos llevamos una rutina de vida, conformada por obligaciones, horarios que cumplir, no debemos dejar que nuestra relación de pareja transite ese camino. Si la relación con nuestra pareja entra en la rutina diaria, tendremos la sensación de que ya no hay sorpresas, ni temas de conversación, el aburrimiento deshará las ilusiones y si no hacemos algo de inmediato será difícil salir nuevamente a flote.
Cuando ambos miembros de la pareja no sienten motivación en la relación, la dejadez y el desgano se instalan. Es momento de hacer algo o la relación se desmoronará o se instalará en ambos un sentimiento de desilusión y apatía permanentes.

 
qweAñadir a favoritos